top of page

Frío vs. Calor: Cuándo y Cómo Aplicarlo para el Alivio del Dolor

Actualizado: 13 sept

¿Te preguntas si usar frío o calor para aliviar tus dolores?


En este artículo, explicamos cuándo y cómo aplicar estas terapias de forma efectiva. Descubre cómo complementar tu tratamiento y mejorar tu bienestar.


La elección entre frío y calor es una pregunta común para aquellos que buscan alivio del dolor. Ambas terapias pueden ser herramientas útiles como parte de tu tratamiento, pero es crucial saber cuándo y cómo usarlas adecuadamente. A continuación, desglosamos todo lo que necesitas saber sobre la aplicación de frío y calor para lesiones y dolores.


¿Frío o Calor?


La elección entre frío y calor depende de varios factores, incluido el tipo de lesión, su cronología y tus síntomas. Si bien estas terapias no constituyen un tratamiento por sí mismas, pueden ser un complemento terapéutico valioso.


Crioterapia o Aplicación de Frío:


La crioterapia implica la aplicación de frío para reducir la inflamación, disminuir la temperatura y aliviar el dolor. Es especialmente útil en las etapas iniciales de una lesión.

  • ¿Cuándo aplicarlo? Durante las primeras 24 - 48 horas tras la lesión.

  • ¿Cómo aplicarlo? Utiliza bolsas de hielo, hielo triturado en una bolsa o paquetes de hielo reutilizables cubiertos con un paño.

  • ¿Cuánto tiempo aplicarlo? De 10 a 15 minutos, con un intervalo de al menos 2 horas entre aplicaciones.

  • ¿En qué lesiones aplicarlo? Esguinces, roturas de fibras, contusiones, luxaciones, fracturas y tendinitis (consulta a un médico si no estás seguro).

Contraindicaciones:

Evita la crioterapia después de la fase inflamatoria y en casos de problemas circulatorios, piel sensible o heridas abiertas.


Termoterapia o Aplicación de Calor:

La termoterapia implica la aplicación de calor para aumentar el flujo sanguíneo, aliviar el dolor y relajar los músculos. Se utiliza en etapas posteriores de una lesión.

  • ¿Cuándo aplicarlo? Siempre después de la fase inflamatoria.

  • ¿Cómo aplicarlo? Puedes usar una manta eléctrica, un saco de semillas, lámpara infrarrojos o parafina, entre otros métodos.

  • ¿Cuánto tiempo aplicarlo? Alrededor de 20 minutos, de 2 a 4 veces al día.

  • ¿En qué lesiones aplicarlo? Dolores crónicos, lesiones musculares, tendinitis crónicas y dolores debidos a malas posturas.

Contraindicaciones:

Nunca apliques calor durante la fase inflamatoria, infecciones, cardiopatías descompensadas o en caso de alteraciones de la sensibilidad.

Recuerda, es importante consultar a un profesional de la salud o fisioterapeuta para obtener orientación específica sobre cuándo y cómo aplicar frío o calor según tu situación. Estas terapias pueden ser aliadas poderosas en tu camino hacia el alivio del dolor y una recuperación efectiva.



Frío vs. Calor
Frío vs. Calor

¡Si quieres más consejos sobre la aplicación de frio o calor sígueme en Instagram@marianocaldesfisio para no perderte nada!

#FríoVsCalor #Crioterapia #Termoterapia #AlivioDelDolor #LesionesMusculares #Fisioterapia #SaludFísica #Bienestar #Rehabilitación #ConsejosDeSalud #TratamientoDeLesiones #DolorCrónico #PrevenciónDeLesiones #SíntomasDelDolor #BienestarFísico #Fisioterapeuta #CuidadoDeLaSalud #RecuperaciónFísica

48 visualizaciones
bottom of page